El aparato facilita el curso normal de la bilis y así evita enfermedades hepáticas como la ictericia.

El stent, una especie de resorte y que mide nueve milímetros de diámetro por ocho centímetros de largo, es un dispositivo adaptado por el doctor Alfonso Espinoza Erazo, urólogo del hospital Teodoro Maldonado Carbo, del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

A este dispositivo se lo conoce  en el extranjero como stent de song, y el lugar más cercano para conseguirlo está en Medellín (Colombia). Por su alto costo ($ 3.000), Espinoza decidió crear uno con material quirúrgico (aleación de níquel y cromo), convertido en un alambre para uso médico-quirúrgico. Así se pudo operar ayer a un paciente de 40 años, que hace dos meses tiene ictericia (aspecto amarillento de la piel y ojos).

La ictericia le sobrevino al paciente a dos años de haber sido operado de cáncer de cabeza de páncreas. En esta intervención (de duodeno pancreatectomía u operación de whipple) se le  extirpó parte de estos órganos (páncreas, intestino y vesícula). Luego, por anastomosis (unión de vasos biliares) se logró que los órganos funcionen.

Carlos Esteves Edderman, jefe del Servicio de Cirugía General del IESS, aseguró que de cada diez pacientes a los que se  opera de  esta enfermedad, a uno se le forma una callosidad demasiado gruesa en la unión del hígado con el intestino, dos años después de la intervención.

Dicha callosidad impide que la bilis, que produce  el hígado y que  es de un litro diario, baje al estómago y diluya las grasas, por lo que  el paciente no tiene una buena digestión. Además, el hígado disminuye la producción de bilis.

La poca cantidad de líquido biliar que produce el referido órgano se mezcla con la sangre y ocasiona la ictericia.

En la operación la incisión fue de  15 centímetros y en el lado derecho (el mismo lugar donde se intervino hace dos años al paciente).

"El fin de la intervención era extirpar el callo y colocar en su lugar el stent, a fin de que no se vuelva  a cerrar la anastomosis biliodigestiva (conducto que une  el hígado con otros órganos)", dijo Esteves.

El cirujano precisó que a este tipo de pacientes hay que colocarles este dispositivo, porque de lo contrario cada dos años habría que operarlos para extraerles las callosidades que se forman -en unos, menos gruesas que  en otros-, impidiendo que la bilis fluya y siga su curso normal.

Aclaró que no en todos los pacientes la callosidad tapona la anastomosis. "Se presenta uno en cada diez casos", aseguró Esteves.

Al no digerir bien los alimentos y al mezclarse la bilis con la sangre, el enfermo -a más de presentar un aspecto amarillento en la piel y ojos-, padece de picazón corporal debido a la intoxicación de la sangre con las sales biliares, explicó el cirujano Esteves.

"Mientras se deja pasar mucho tiempo, con la disminución de la producción de bilis, el hígado se daña. Si no se lo opera a tiempo  puede  desencadenar en una cirrosis biliar", precisó el cirujano.

Explicó que una vez que se ha producido la cirrosis biliar, el único paso que queda para salvar al paciente de la muerte es un trasplante de hígado.

Dijo que  el recorrido de la bilis cuando los órganos están sanos empieza en el hígado (donde se produce) y baja hasta los tejidos hepáticos. Luego se combina con el jugo pancreático y hace que la digestión sea normal.

Indicó que   expulsar la bilis a través de la orina es  síntoma de alguna enfermedad.

"Si se detecta bilis en la orina, significa que no hay un buen funcionamiento del hígado", refirió Esteves.

Una vez que  el paciente, cuyo nombre se guarda en reserva, fue operado y se le colocó el stent (resorte) la bilis volverá a pasar por este ducto y seguirá su curso normal hasta llegar al estómago y ayudar a diluir las grasas.

"El stent se lo puede colocar por vía endoscópica. Pero, para este paciente  era vital la operación", aseguró Esteves, quien realizó la cirugía junto con el creador del stent, Alfonso Espinoza Erazo.

de  este tipo se realizan en el hospital Teodoro Maldonado Carbo (IESS) al año. La cirugía de ayer duró una hora y al paciente se le dará el alta en menos de una semana.

This is cache, read story here